Poesía identidad

"Cultivo una rosa blanca"
Cultivo una rosa blanca

en junio como en enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.
...
José Martí (Cubano)

Poema que ha sido lema de mi vida y motivo de inspiración.

Anamnésis

Los Lagos, Valdivia, Chile
Sembradora de sueños, coleccionista de instantes, soñadora empedernida, creyente en la vida, crédula, noctámbula. Sílfide

Lluvia

Como suaves pétalos
las gotas de agua
caen suicidas sobre
los tejados estériles,
que las envuelven
en falsas palabras de amor
para luego dejarlas rodar
inermes al suelo frío
que las convertirá en lodo.
Gotas suaves, cantarinas, llorosas
de penas antiguas,
de penas olvidadas,
en los ojos de la tierra,
resecos de dolores agrietados,
enconados de maltrato;
y en algún lugar
donde las gotas quieren ser fecundas,
encuentran tu cuerpo marchito
por los desencuentros de este mundo y del otro
y lavan tu carne llagada de desesperanzas.
Mis manos recogen tu llanto de niño
y quiero envolver tus sueños infantiles
perdidos en las miserias de la tierra.

Sílfide2017


Quiero en ti

Quiero enredar mi mano 
en las hebras de nieve de tus sienes,
quiero reconocerme 
en el fondo de tus ojos,
quiero deshacerme
al calor acuoso de tus besos,
y no despertar asiendo
el aire del olvido.

Sílfide17


Devoción

Poema escrito para mi hija al nacer su primogénito 


Rostros de mi padre

Mi padre habla poco, 
pero su mirada dice mucho.
Que me quiere, de sus labios casi nunca escucho,
pero cuánto cariño y dulzura encierra su mirada,
cuando no se ha enojado.
Me ama y me reprende con solo mirar,
de su amor no puedo dudar.
De los temores, las penas, las desilusiones,
sus sabias palabras siempre me reponen.
Sus consejos son sabios, más que eso, son santos
con que facilidad se van los desencantos,
cuando de su pasado
saca el tiempo feliz que para mi tiene guardado.
Sabe liberarme de las preocupaciones, 
me dice que todo se consigue con fe y amor...
-“El que pone la mano en el arado y lo abandona, 
no es digno de Mi, dice el Señor”...
-“Hay dos tipos de problemas, los que se solucionan solos 
y los que no tienen solución”...
-“Guarda lágrimas para cuando me muera”...
tus máximas papá.
Gracias por acompañarme a vivir esta vida.
Te amo


Sílfide14

Prisionera


Tiempos adversos
agitan la memoria
el horror se me hace carne.
Mi cerebro se diluye por instantes
correr, correr, correr
¿Hacia dónde?

Nada existe, nada es,
solo pasos sigilosos que me siguen
solo espanto que me arredra y arrincona.

Quedan las batallas perdidas
y el paso inexorable de los años.

Tanto dar, tanto perder
y la risa burlona de mis antagonistas
machacando insomnes su victoria.


Silf.17














En ti

Trepo tus avenidas
tanto tiempo recorridas,
me pierdo en tus rincones,
tu gemir premia el esfuerzo.

Acompaño tu cadencia
...
se hace rápida
...
se detiene
...
despues cadencia
...
y se repite,
se detiene

arranca gemidos de estos labios
que te buscan,
que te encuentran,
...
sudorosa en tu sendero
trepo, asciendo, vuelo alto,
...
es mi andar
es estación
...
yazgo en ti.

Sílfide


Lluvia

La lluvia golpea la techumbre
con acompasado son,
evocan las gotas
romances furtivos,
en parques de antaño,
besos perdidos
tras polvos efímeros,
que el viento sopló.

Sílfide16







Quiero

Quiero enredar mi mano 
en las hebras de nieve de tus sienes,
quiero reconocerme 
en el fondo de tus ojos,
quiero deshacerme
al calor acuoso de tus besos,
Y no despertar asiendo
el aire del olvido.

Sílfide16


Ana Kuhlmann de Cavada, mi "Nana" (abuela amada)

Me desperté con tu recuerdo Ana, te ponías tu mejor vestido, sandalias blancas, y carmín en tus labios diminutos, único maquillaje que en tu austeridad te permitiste; luego tomabas un generoso ramo de flores y mi mano... y partíamos caminando al Cementerio General
Luego recorríamos esas callecitas estrechas, atestadas de gente, de sol y olor a flores, visitábamos las tumbas de nuestros antepasados y me ibas explicando, -aquí yace tal o cual, que llegó en barco desde Alemania, o España y me contabas largas historias familiares de la tante Anita, o del tío Gabriel , que si ésto o lo otro... yo no me cansaba de escucharte, de mirarte y de adorarte abuela querida.
Desde que te fuiste nunca más visité cementerio alguno, ni siquiera tu tumba, está muy lejos. Cada 5 de octubre tus hijos y cónyuges y algunos nietos van a saludarte, te llevan flores y hablan de ti como si estuvieras con ellos, es un rito extraño que se repite año tras año, desde hace 23 años, yo nunca voy, por eso algunas mañanas te sientas a la orilla de mi cama y me conversas de la tante Anita y de la tante Sara, y acomodas mi pelo en la frente y me envuelves en tu sonrisa que siempre fue mi cómplice. Te amo Ana Kuhlmann de Cavada, y no te olvido... jamás... con las licencias que te permites conmigo.

Silf.13



NOCTURNA

Lenta se endereza, un mohín hace al espejo y coqueta, suelta su larga cabellera verde alga, va descubriendo sus hombros poco a poco y deja caer la nívea camisa de dormir. Avanza a paso lento hasta la cama, se inclina en el velador, apaga la lámpara, y comienza a caminar hasta la ventana que abre quedamente.
Su mirada traspasa la oscuridad, busca en las tinieblas el abrazo amado; un ligero escalofrío la recorre, su cuerpo responde a la caricia y se deja poseer por la noche y su arrebato.

Silf.13


Imagen tomada de la WEB.

Septiembre

Este insomnio enlutado, 
con un cielo que llora a raudales
tantos septiembres pasados,
tantos nombres encadenados,
tantas bocas silenciadas.
Este septiembre llora los besos asesinados
en frías noches de tortura
de los septiembres antaño,
acalladas las voces, el rezo y el rosario
la lluvia de hoy lava el recuerdo
y lo devuelve lozano

Silf.13


05/09/2013




Noche

El día va bajando sus cortinas,
la lluvia poco a poco oscurece los sentidos
y yo,
yo voy doblando esquinas
en eterno laberinto,
con el pelo goteando por mi espalda,
buscando asirte con mis manos frías,
mientras tu imagen,

en la noche se me pierde. 



Silf.13


08/09/13


Algo


Tengo en la garganta, 
un algo...
algo como un trino,
como un guijarro del río,
que no baja, 
que no sube,
que no acaba de nacer,
que se vuela en mariposa
y es suspiro penitente
de ausencia y de dolor.

Silf.13


08/09/2013



Vuelven


Vuelven los libros a la escuela,
volando en párrafos 

de dos en dos y
de letra en letra.

Entran por los postigos entornados

como párpados recién dormidos, 
de las añosas ventanas,

sacuden pretéritas telarañas

alzan brisas de primavera.

Palpitan en sus carillas

viejas promesas,
que de tan coreadas,
remueven la nostalgia y 
tañen dichosas en voces de niño.

Vuelven de cuando en cuando,
sacuden la vieja escuela,
sacan lustre a los esqueletos
de viejos maestros apergaminados,
que han sepultado en el polvo del tiempo
un tesoro excomulgado
que nadie quiso desenterrar.

Vuelven anhelantes

agitando páginas amarillas,
aquí y allá,

aquí y allá,

luego desechan sus escrituras 

en vuelo errante, 
planeo gimiente,

cual hojas secas que el árbol arroja,


cubren los patios con un manto otoñal.


Silf.13

07/09/13


           (Imagen tomada de la WEB)

Amigos

Aflora mi alegría en tu presencia
la calidez de tu abrazo
tu brazo en mi hombro
tu mano en mi mano,
tantas canciones compartidas,
ideales perseguidos,
sueños rotos

el pasado, el presente y el futuro
han tejido su tela con nosotros.

Cuando nacieron tus hijos,
tu primer nieto

cuando lloré y me llamaste para darme ánimo
cuando reí y te llamé para contarlo

cuantos brindis en tu nombre,
cuantas copas demás, en memoria del recuerdo
que nos unió, que nos une en este instante.

Tus dolores, mis dolores,
mis aflicciones, tus aflicciones,
tus alegrías, mis alegrías

siempre presente,
aunque no estés presente,

aceptaste mis errores,
aconsejaste correcciones,

pediste mi consejo,
preguntaste de tus sueños
y reímos, reímos, reímos,
hasta la locura de la risa

Amigo, amiga, siempre estás
las distancias no han motivado la ausencia,
las presencias son tangibles,
hoy te abrazo nuevamente,
como antes,
como siempre.
Compartidos.

Sílfide2011

20/julio/2011

Editado hoy, 08 de agosto del  2013


Delirios

Porqué brotas de mis labios siempre,
porqué no acabas de nacer en cada suspiro,
en cada palabra dicha,
en las alas de cada pensamiento
que se vuelca en pos de una nube.
Apareces detrás de cada puerta  que te abro,
asomas en cada rendija de mi alma
y si abro las ventanas entras a raudales
como fría luz de amanecer.
Oculto tras las sombras que te preceden
observas expectante  mi derrumbe
y tiendes emboscadas con el fin
de cautivar mi ingenuidad,
no sé qué augurio te delata
que a  mis pies confieren vuelo súbito,
que ensanchan las distancias.
Exhausta  yazgo aliviada,
lejana tu silueta, se disuelve
en la negrura de mis espantos.


Silf.13

Orgasmo



De pie frente a mí,
tus labios ocultan una semisonrisa
y en tus ojos adivino el ardor
antiguo que me enloquece.
Esas manos súbitas de mago
deshacen resueltas el cierre
y un gesto desliza tus pantalones
hasta el suelo.
Atrapo tu arma, en el momento justo
que busca mi cobijo
y tu rostro sorprendido
se entrega a mi pretérita usanza de
despojar de recato tu trinchera.
Gime oh dios de la opulencia!
derrama la savia bendita de tus gónadas
en el jardín voraz de mis anhelos
y al ritmo loco de tu canto
exploto en risa!
exploto en llanto!
agónica me concedo este orgasmo
de mieles, licores y mareas
arrastrando los escombros del naufragio.


Silf.13

OCASO

Se reveló despacio, cayó acurrucada
toda penumbra, toda silencio
toda grito y voz desvaneciéndose
… lamiendo sus llagas terrenas
babeando su apuro, su desconcierto
sus desaciertos
Encorvada se escurrió en la vida,
una a una,
las gradas del sollozo fue pisando,
entró de lleno en la cripta del desencanto
a enterrar sus marchitos espejismos.
Un soplo ignorado, susurró en sus sentidos.
Ganas pretéritas, de abandonados anhelos.
Guijarros que quedaron orillando los caminos,
lastimando los pies de desconocidos pasajeros.
(No es tiempo de reanudar lo desistido
no es tiempo de empezar de nuevo)
Lava el llanto su rostro insomne,
escarcha sus manos con las lágrimas,
surcos infecundos en su rostro
muestran lo imposible del empeño
y se deja seducir por el apuro
de dormirse en los brazos del sintiempo,
entregarse, como sabe,
a un amor, no por frío menos entusiasta.
Darse entera como juzga que es propicio.
¡Darse intacta, darse!

Silf.13

Me vive la lluvia


Te vivo en la lluvia
tu recuerdo invade mi piel,
en tu mirada pícara
naufrago en oleadas de deseo.
Reviso uno a uno tus rostros
en mi memoria,
en la pantalla,
la invitación viene de tus ojos
que me seducen riendo
desvergonzados.
Y mi sangre fluye viva
al encuentro con el agua
que la enfría,
vuelvo a tus rostros y a tus ojos,
en una órbita insistente
que atrapa la desnuda sinrazón
que me cobija.




Sílfide2013                                                                             




                                                                           

Sra. Nostalgia


Sra. Nostalgia:

tome sus bártulos y márchese
escúrrase por ese camino centenario
que se hunde en el horizonte

ya hizo mucho daño aquí
llagó las risas y escaró los abrazos
retorne por donde vino

ya se pierden las hojas del calendario
ruedan y sobregiran minuteros y molinos

ahora piérdase que ya no quiero ver su cara
no me venga con mohines ni arrumacos
(ya, es tarde)

usted irá para ese lado que para este otro
yo tengo un encuentro señalado

¡y no vuelva! qué si lo hace, en el suelo
hallará tiradas mis arrugas

hoy me visto de vuelos y el paso aligero
por ahí un guiño de ojos, una mano estirada
me espera

con ellos por bagaje, fundaré de nuevo
ensancharé la panza

y mi boca será luna creciente a la espera del sol
que enjuga mis lágrimas

(mayo 11, 2012)

Sílfide2012

(Imagen tomada de la Web)

En agonía


En agonía

Mientras te cargas en mi espalda
y me hundes
brota de mi garganta
un gemido
y te posicionas brutal
desgarrando mi voluntad.

No puedo desdoblarme
y desalojarte,
no puedo impedir
la salvaje agresión.

Me ultrajas,
me vejas,
me dominas,
y cual trapo viejo
tirado, malherido,
abandono mi cuerpo
al derrumbe consumado.

Quiere mi ánimo erguirse,
más no puede.
El silencio y la soledad acompañan
estas horas náufragas,
desvelo, desasosiego, aflicción.

Rígida subsisto,
dominada,

en agonía.


Silfide2012

03 mayo, 2012
Los Lagos, Región de Los Ríos, Chile


Noche



¿Qué fue lo último que recordaste
antes de hundirte en la nada?
¿quién escuchó tu llanto y no te cobijó
hijo mío?
Tus labios se cerraron a mis labios
tus besos ya no soplarán a mi oído
y mi cuerpo desgarrado
de parto prematuro
te ha perdido.
¿Cómo abrazarte ahora en la perpetuidad de esta noche
que me arranca tu cuerpo de mi cuerpo?

He quedado huérfana de hijo,
de tus caricias,
de tu voz palidecida en el dolor.

Me han arrebatado el tesoro de tu risa,
en nombre de innombrable ideología
me he quedado huérfana de hijo
a manos de hijos mal paridos
que se arrogaron poderes impropios,
que hurtaron la savia de tus huesos
en nombre de oscuros instintos.

El llanto me ciega
las lágrimas que me mojan,
secan mi corazón tornándolo piedra,
piedra gimiente,
piedra sollozante,
piedra que no entiende
porqué me despojaron de ti.

Hoy te has apagado
y  allá,
en la noche
han encendido una estrella.

Sílfide2012

27 de marzo
Para Daniel Zamudio

Dedicado a Omara Arriagada

Vía




Toma mi brazo
  palpa
aprieta

golpea suavemente con sus dedos

introduce su aguijón.

Gota a gota,

su trocha penetra

deslízase lento
                        en mí dentro

debilita
adormece
aletarga
se desinfla

desatiéndeme.

Leve huella
                        ultrajó mi carne

olvidando de mi sangre
                                  
                        una lágrima.

Sílfide2012

08, enero, 2012

Reflejo



Huye tornasol, elude el paso
sube en piruetas fantasmales,
anida en la mano de la inercia,
permanece arqueada,
al acecho,

Torna al hilo que la teje,
mimosa envuelve anudando,
suelta,
atrapa,
languidece
hiédrase a los muros inmortales
trepando fugazmente
prescindiendo de su huella,
que la espera.

Subsisten trazas de su paso,
cárdeno vaho renunciado,
en ningún tiempo vuelto a la memoria
indigno,
degradante disfraz desatendido
por ajeno,
por odioso,
e infecundo.

El aire hiende caprichosa,
pantomima de savia condenada
al olvido irrefutable de contiendas
nunca sostenidas,
pues al cabo,
no deja de ser sólo un halo.

Sílfide2011

23, de diciembre, 2011

Evocando


A mis padres Renato y Pirina




Esta tarde maravillosa de sol,
viento fresco,
las bandurrias riendo en los pinos,
los gorjeos de mis golondrinas
conversando la vida.

Una a una repaso las imágenes,
y circula por mis venas
la grata sensación de ser feliz,

en el baúl de mi memoria
distingo sus caras,
aprecio su esfuerzo

y recuerdo el abrazo
de una madre emocionada.

Tal vez he olvidado sus nombres,
más recuerdo sus rostros,
sus manitos torpes, cariciosas
besos pegajosos,
llantos regalones,
abrazos a granel.

Y por la noche

alumnos de semblantes cansados,
del duro y afanoso día
que dejaron tras ellos,
por venir al aula
a perseguir los sueños,
que una vez abandonaron
en pos de sobrevivir.

Me abraza el sentimiento
de la misión cumplida,
la simple certeza
de haber recorrido
una ruta bosquejada
en la conciencia cósmica
que concibió mi existencia.

Y el gozo invade mi mente
alborozando este día que culmina
con la aparición mágica
del astro nocturno
irradiando su encanto,
sembrando sosiego.

Sílfide2011

08, de diciembre, 2011  

Pan





Se adentra en mi canto

lavo su lengua con mi savia

emergen como pálidas gotas

sus licores que me embriagan.

Voy hundiéndome en su carne

y con hambre devoro

el pan de su cuerpo,

soy fuego, soy llama

lamiendo interminable

el fénix

que emerge entre sus piernas.

Intensamente suya

cabalgo en el corcel

de mi arrebato

briosa entre ayes y gemidos

rasguñando las gargantas

hasta alcanzar el grito

inmortal y bienherido

yaciendo recogidos

en uno sólo

nuestro hálito.



Sílfide2011

Tu nombre







Pongo tu nombre

en mi mano

me acaricio

me toco

me envuelvo 

en la cadencia

me agito

te reclamo

me entrego

me relajo.



Sílfide2011



Polvo




Me acerco a tu boca,

muerdo despacito,

mi lengua resbala
lamiendo tu cara,

me fundo al cosquilleo
de tu barba naciente.

Busco tu sexo,

me crezco en tu abrazo,
cabalgo el deseo
que nos hace su presa. 



Clamor infinito
emerge en tu pecho

nos hacemos grito
nos hacemos polvo.


Sílfide2011

Me provoca






¡Encontré mi risa!

escapó por la ventana nublada
de mis goces perdidos

se enredó tal vez en las cortinas
que el tiempo colgó en el viejo ropero,

encerrada, no pudo buscarme

a lo mejor se la llevó el viento
una noche de sur negro,

¡pero hoy apareció en mi boca!

y salió cantarina entre mis dientes
a posarse en tus labios sonrientes.

Desde ahí me provoca.



Sílf.13


(reeditado, de febrero de 2013)